Derrame del líquido de las pulseras fluorescentes

pulseras fluorescentes

Muchas veces en las fiestas solemos ver productos que brillan en la oscuridad, y nos preguntamos cómo funcionan y solemos curiosear con ellos, pudiendo llegar a que nuestras pulseras fluorescentes se rompan para acabar derramando el líquido que tienen adentro.

El líquido de las pulseras fluorescentes NO es tóxico

Los artículos de quimioluminiscencia que se ofrecen en forma de collares, pulseras, pendientes o removedores luminosos,  son muy populares en las fiestas nocturnas.

¿Qué problemas podemos tener si esto ocurre? En contacto con el ojo, el líquido puede causar irritación, los niños a menudo se llevan estos objetos a la boca que se rompen al morderlos, lo que puede causar una ligera irritación de la boca, pero nada más.

Tratamiento en caso de haber tragado el líquido de las pulseras fluorescentes

La toxicidad aguda de las sustancias en estos artículos es bajo, así que no hay que preocuparse si un niño recibe la sustancia en los labios o en la boca, ya que lo único que puede pasar es que los labios y la lengua puedan permanecer brillantes por un rato.

Enjuaga los labios y la boca con agua o con una toallita húmeda de bebe. Después de eso, bebe un gran vaso de agua, pero en caso de que a una persona le salte un poco del producto en el ojo, es importante enjuagar el ojo, con el párpado abierto y con abundante agua tibia durante unos minutos.

Si persiste el dolor dos horas después, enrojecimiento, hinchazón o problemas de visión, los ojos deben ser examinados por un oftalmólogo.

En caso de contacto con la piel, lava con abundante agua y jabón, siendo también recomendable quitar la ropa que ha estado en contacto con el producto.

Toxicidad del líquido de las pulseras fluorescentes

Podemos identificar dos tipos de accidentes que suelen ocurrir con estos objetos fluorescentes:

Que las pulseras luminosas se rompan cuando se dobla el objeto. En este caso, la sustancia en el tubo puede causar irritación de la piel, los ojos y la boca. Si el peróxido de hidrógeno se rocía en los ojos antes de mezclar con otra sustancia, este tipo de accidentes rara vez pueden causar lesiones oculares graves.
Los niños o los animales domésticos mastican el objeto y se rompen a través de la cubierta protectora de plástico. Aquí es principalmente donde ocurre la irritación de la boca, ya que a veces, fragmentos de la cubierta protectora de plástico puede provocar cortes en la boca.

La cubierta protectora de plástico se sumerge en un líquido que contiene un tinte fluorescente en una solución química. Cuando se pliega el objeto, esta cubierta se rompe y las dos sustancias entran en contacto.

quimioluminiscenciaUna reacción química se produce y permite que el objeto pueda producir luz, creando una reacción que se llama luminiscencia química.

  • Nota: La quimioluminiscencia es vista de forma natural en los seres vivos como luciérnagas y variada vida del mar. Cuando la quimioluminiscencia se produce de forma natural en los seres biológicos esta se llama bioluminiscencia.

Be the first to comment on "Derrame del líquido de las pulseras fluorescentes"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*