Hogar

¿Cómo limpiar ventanas mallorquinas?

Como limpiar ventanas mayorquinas

Una de las ventanas más atractivas que se puede tener en el hogar, son las mallorquinas. Sin embargo, el problema con ellas es lo complicado y pesado que resulta su limpieza a fondo.

Su mismo diseño hace que las lamas sean de difícil acceso, y se ensucien con más facilidad. Por tal motivo, es importante aprender a limpiarlas correctamente para mantenerlas en las mejores condiciones.

Ventanas mallorquinas: Una limpieza sencilla y efectiva

El trabajo de limpieza de las ventanas mallorquinas puede ser sencillo, si se conocen los trucos para eliminar la suciedad y el polvo en las diferentes lamas. Si se usan de la forma correcta, se conservarán en el mejor estado, y se ahorrará tiempo en su limpieza.

Antes de iniciar con la limpieza, es necesario retirar bien el polvo que acumulan las ventanas mallorquinas. Con un cepillo de barrer, es fácil retirar el polvo, aunque si tienes más paciencia, puedes usar un pincel.

Se trata de un paso importante para su limpieza, de lo contrario extenderás la suciedad alrededor de toda la persiana. Hay que preparar un cubo con agua tibia y jabón, o bien, comprar un producto específico para su limpieza, dependiendo de su material de fabricación.

En caso de usar un producto especial, no se recomienda rociarlo de forma directa en las lamas, esto provocará daños que afecten su integridad y estética. El truco principal para su limpieza, es enfocarse de forma individual en cada lama.

Para esto, se puede usar un viejo calcetín como manopla o unas pinzas de barbacoa con dos paños enrollados en cada extremo, y pasarlo entre las lamas. Con este simple truco es posible limpiar las lamas con facilidad y rapidez, con la seguridad de alcanzar todos los puntos para eliminar la suciedad por completo.

Otra opción es comprar cepillos para limpiar persianas, hay muchos modelos para elegir, de esta manera agilizas el pesado trabajo de limpieza.

Una vez finalice la limpieza de las lamas con agua tibia y jabón, o con un producto específico, es necesario secarlas con un trapo de algodón, para evitar que aparezcan manchas blanquecinas.

A la hora de limpiar las ventanas mallorquinas, se recomienda hacerlo de arriba hacia abajo, para evitar que ensuciar las lamas ya limpiadas, aumentando el trabajo.

También se deben limpiar cuando no están expuestas al sol o en los días de levante, de lo contrario no cuentas con tiempo para secarlas, esto provocará que el acabado final no sea el mejor.

¿Cómo ofrecer el mejor mantenimiento?

Las ventanas mallorquinas no requieren de tanto mantenimiento, para conservarlas en buenas condiciones.

Sin embargo, es recomendado limpiar las ventanas de manera suave dos o tres veces en el año, siguiendo las indicaciones anteriores en su limpieza y secado, para evitar que la suciedad y residuos las dañen.

En el caso de vivir en una zona cercana al mar o a industrias químicas, lo mejor es limpiarlas una vez al mes para que se mantenga bien por más tiempo.

Por lo general, muchos residuos y cuerpos extraños se acumulan en los espacios pequeños, con aspirar esta zona es suficiente para eliminarlos antes de iniciar con la limpieza.

Además, si se realizan trabajos con metales cercanos a las ventanas, se deben revisar y aspirar al finalizar, para que los residuos metálicos no afecten en los recovecos.

Al momento de limpiar las ventanas mallorquinas, debes comprar los productos adecuados. Si no son los indicados, eliminarán la capa protectora de la carpintería, provocando que el material expuesto pueda sufrir más daños con el paso del tiempo.

Leer bien el etiquetado de los productos antes de adquirirlos y evitar los artículos que se usan para la limpieza del cobre o la plata, es lo mejor para no equivocarse y dañar las ventanas.

También se recomienda usar gotas de lubricante en los mecanismos de las persianas, como en las bisagras y el mecanismo de apertura de las lamas. Se puede usar un pincel para que la aplicación sea directa, de esta manera se mantienen en óptimas condiciones.

¿Cuál material elegir para las ventanas mallorquinas?

Los materiales más usados para elaborar las ventanas mallorquinas son el PVC y el aluminio.

Las ventanas mallorquinas de PVC son recomendados por su bajo precio, siendo las más económicas en el mercado, ya que en comparación con otros materiales, el ahorro supone un 15%.

La durabilidad del PCV es alta, a pesar de ser un material ligero, por lo que durará mucho tiempo en excelentes condiciones. Además, el poder obtenerlo genera un menor impacto en el medio ambiente.

Entre los inconvenientes que pueden tener estas ventanas, se encuentra la poca seguridad y protección que ofrecen, un punto importante a considerar a la hora de elegirlas. Por su parte, las persianas de aluminio se han vuelto populares en la actualidad.

Montar estas ventanas es rápido y cómodo, ahorrando tiempo y dinero, además, la estética es diversa, cuentas con colores y diseños para elegir, dependiendo de tus gustos y del estilo decorativo de tu vivienda, incluso puedes conseguir acabados que simulan otros materiales, creando un aspecto más original y atractivo.

En cuanto a seguridad, son más efectivas que las de PVC y duran más tiempo, ya que su deterioro es menor.