Hogar

Cuidado y mantenimiento de colchones y somieres

mujer preparando cama

El paso del tiempo y el uso, inevitablemente va deteriorando cada uno de los elementos que se tienen en un dormitorio, principalmente los colchones y somieres, ya que son de los que se utilizan cada día a la hora de ir a descansar.

Quisiéramos pensar que al dañarse alguno de los elementos mencionados, solo tendríamos que comprar unos nuevos y olvidarnos del asunto, pero lo cierto es que no siempre es posible, así que es importante cuidar bien de ellos para que su durabilidad sea mayor.

Sin embargo, el cuidado y mantenimiento de colchones y somieres no es algo que muchos conozcan, solo se limitan a utilizarlos, y es por ello que el deterioro es mayor al pasar el tiempo, algo que puede evitarse sabiendo la información que detallaremos en este post.

No dejes que los colchones y somieres de tu casa se deterioren. Limita los daños que el uso que se le da y el paso de tiempo puede ocasionar en ellos con los cuidados que detallaremos, lo cual te permitirá ahorrarte una gran cantidad de dinero que tendrías que invertir en unos nuevos.

Cuidado y mantenimiento de los colchones

Lo primero que debes conocer, es cómo cuidar de los colchones de tu hogar, así que sigue los consejos que te dejaremos a continuación:

Mantenlo correctamente ventilado

Una de las cosas que permite una mayor durabilidad de los colchones, es que estos se encuentren correctamente ventilados, por lo que es importante que hagas esto posible en el dormitorio diariamente, cada vez que vayas a hacer la cama o cambiar sus sábanas.

Quizás estés un poco apurado en cambiar la ropa de la cama, o por dejarla tendida antes de irte a tus actividades diarias, pero te recomendamos que retires sus sábanas por al menos 10 minutos, tiempo suficiente para que el colchón se ventile y pueda mantenerse en mejor estado.

Cumplir con este consejo te permitirá tener una mayor higiene en tu colchón, el elemento con el que tiene contacto tu cuerpo en cada ocasión que vas a dormir, y para lo cual no necesitas más que abrir la ventana del dormitorio y esperar el tiempo que te hemos mencionado.

Protégelo utilizando una funda

proteger cama sin funda

Otro cuidado que te servirá para mantener tu colchón en buen estado, es protegerlo utilizando una funda, pero no de cualquier tipo, debe ser una hecha con material transpirable, para que así cumpla con lo anterior, y para que este elemento agregado no termine interfiriendo con la calidad del sueño.

Las fundas diseñadas para los colchones solo cubren la superficie con la que el cuerpo tiene contacto directo al acostarse en ellos, por lo que la otra cara se mantiene libre en todo momento, garantizando así que tenga una buena ventilación para una mayor durabilidad.

Verifica que la funda para tu colchón pueda ser lavable, de esa manera podrás lavarla cuando hagas el cambio de ropa de cama, manteniéndola siempre limpia y en perfecto estado, al igual que se mantendrá el colchón de tu dormitorio.

Cámbialo de posición

Otro punto importante para el cuidado de tu colchón, es que lo cambies de posición para mantener su ergonomía, porque de lo contrario comenzarán a aparecer deformaciones en su estructura, las cuales son producto de la presión que ejerce el cuerpo sobre él al dormir.

El cambio de posición de un colchón debe hacerse con cierta periodicidad. No te decimos que lo haga todos los días, pero sí unas cuatro veces al año, es decir, cada tres meses como mínimo, lo que coincide con el cambio de estaciones, por ejemplo.

Para que no haya ningún tipo de deformación en tu colchón, te recomendamos que el cambio lo hagas completamente, de arriba a abajo, y de izquierda a derecha.

Con esto evitas que el hundimiento hecho por la presión del cuerpo se siga reforzando, permitiendo que el material con el que está hecho recupere su forma o que se adapte a la de otras partes de tu estructura corporal.

Mantenlos con buena higiene

mujer con edredon

Algo fundamental para la conservación de los colchones, es la higiene que se tiene con ellos, por lo que es importante que se haga periódicamente el cambio de la ropa de cama, para así evitar la presencia de bacterias y ácaros en los mismos.

El cambio de sábanas del colchón debe hacerse una vez a la semana como mínimo, tiempo que te servirá además para ventilarlo nuevamente, aumentando de esa forma la durabilidad de este elemento que te proporciona descanso cada noche.

De igual forma, es importante que evites comer cualquier tipo de alimento o bebidas en la cama, ya que derramarlos en el colchón ocasiona su deterioro, además de proporcionarle mal olor con el paso del tiempo.

Cuidado y mantenimiento de los somieres

Ahora, para el cuidado y mantenimiento de los somieres baratos que tienes en casa, las recomendaciones que te hacemos son básicamente tres, y esas son las siguientes:

  • Mantén las patas al mismo nivel y de forma perpendicular a la estructura de la cama, además de que deben ser las adecuadas para el somier en cuestión.
  • No sobrecargues el somier de tu cama. Lo máximo que pueden soportar los somieres son 100 kg repartidos en su superficie total.
  • Evita saltar o lanzarte sobre la cama, ya que esto puede causar que se debiliten las láminas del somier.

Sigue los consejos que te hemos dejado en el presente post, y la duración de los colchones y somieres que tienes en casa será mayor, lo cual te permitirá ahorrar el dinero que tendrías que invertir en la compra de unos nuevos.