Alimentación y salud

¿Cómo han evolucionado los lotes de navidad?

¿Cómo han evolucionado los lotes de navidad?

Al hablar acerca de los lotes de Navidad suele ser común que lo primero en lo que pensemos sea en la típica cesta navideña tradicional, compuesta por turrones, conservas,  diversos embutidos, un jamón o paletilla y un vino o cava.

La evolución de los lotes de navidad

Sin embargo, lo cierto es que el concepto de que envuelve a los lotes de navidad ha evolucionado con el paso de los años y hoy en día es posible encontrar una gran variedad de opciones al momento de escoger este original regalo.

Lo cual podríamos decir que se debe a que actualmente, no se trata sólo de un regalo destinado a los empleados de alguna empresa, sino que además son ideales para todo tipo de personas, sean familiares y/o amigos, ya que no hay nadie que se resista a la calidad que ofrecen los productos presentes en un lote navideño.

Hay que decir que el lote de navidad no ha evolucionado únicamente como producto, sino que además ha evolucionado el modo de adquirirlo; por lo que hoy en día suele ser tan simple comprar un lote navideño, como lo es el ingresar a alguna de las numerosas tiendas online dedicadas a la venta de cestas de Navidad, escoger el lote de nuestra preferencia o crear uno desde cero, y comprarlo para luego recibirlo en pocos días.

Por lo que se puede decir que el concepto y la forma de adquisición de los lotes de navidad han evolucionado para ajustarse al estilo de vida actual y mantenerse presente en la vida de las personas.

Breve historia de los lotes de Navidad y su evolución

Tener la oportunidad de recibir un lote de navidad siempre ha sido sinónimo tanto de emotividad como de sonrisas y es que la presentación de los diversos productos dentro de este tipo de cestas, al igual que la inclusión de alguna dedicatoria junto a las distintas decoraciones relacionadas con las festividades navideñas, logran hacer que los lotes se presenten como un regalo de navidad sumamente especial.

De igual modo hoy en día se pueden recibir tranquilamente en el hogar, razón por la cual se hace incluso más fáciles y apropiados para regalar.

Pero cuando se quiere hablar sobre la historia de los lotes navideños, resulta preciso remontarse hasta algunos siglos atrás y específicamente hasta la época del Imperio Romano, en la cual es posible encontrar los comienzos de esta popular tradición de navidad.

En aquella época, la sportula se trataba de una costumbre en la que se repartían cestas de comida entre los subordinados con el fin de que pudieran disfrutar de sus alimentos dentro del lote.

La sportula consistía en un lote o cesta de mimbre donde se colocaban los productos a regalar. En comparación con el lote de navidad actual, en aquel momento solían obsequiarse higos secos, laurel u olivo.

Para finales del siglo XIX, el obsequiar estos lotes se popularizó en numerosos lugares y en la actualidad, se trata de una tradición dentro de las pequeñas y medianas empresas de España, por lo que se suele regalar a los trabajadores cuando llegan las fiestas navideñas.

No obstante todo evoluciona y de la misma forma que debido a Internet es posible comprar lotes de navidad con tan solo un clic, la verdad es que ha cambiado igualmente tanto la clase de comida como los alimentos incluidos.

Y es que al vivir dentro de un mundo compuesto por una sociedad ecléctica, resulta necesario poder encontrar productos que se ajusten a los gustos y necesidades de todas las personas. Un ejemplo de esto es que considerando a los individuos que practican el veganismo, durante los últimos años ha sido posible encontrar lotes navideños que se adapten a sus gustos y lo mismo sucede en el caso de las personas celíacas.

Aparte de esto existen personas que prefieren los alimentos gourmet y/o especiales, por lo que conviene decir que también existen lotes de navidad que se ajustan a esta clase de gustos. Por lo que como es posible apreciar, con el paso de los años los lotes navideños han ido evolucionando de acuerdo a las diversas necesidades que presenta la sociedad, por lo que en la actualidad se pueden encontrar opciones ideales para todo tipo de gustos.

Pero cabe mencionar que sin importar el paso del tiempo, los lotes de navidad siempre se han presentado como un regalo muy apropiado para estas fechas, con el cual es posible transmitir el espíritu y sentimiento propio de esta época del año, es decir, que este tipo de obsequio permite transmitir alegría, gratitud y también cariño.

¿Por qué regalar lotes navideños?

Durante la época navideña esa línea que separa el agradecimiento y el obsequio suele traspasarse a través de la comida; ya que aunque no existe una etiqueta de conducta determinada.

Lo que sí existe es un arraigo o costumbre que consigue marcar notablemente la diferencia que hay entre el optar entre enviar una educada felicitación o apostar por el tradicional lote navideño, tan propio y característico de España.

Y es que el regalar lotes de navidad se trata del mayor y más distinguido aguinaldo, dado que ninguna persona queda indiferente al recibir uno de esos lotes llenos de bebidas y alimentos típicos de la Navidad; ya que aunque los productos casi no han variado con los años, actualmente se incluyen menos pero de mayor calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *