Alimentación y salud

Beneficios para la salud de tomar té

propiedades del te

Una de las bebidas más antiguas que fue consumida por las culturas milenarias, y que hasta hoy en día es una de las más populares en todo el mundo es el té. Existen distintos tipos de tés, y todos ellos cuentan con diferentes propiedades que los hacen muy beneficiosos para el funcionamiento de nuestro organismo y nuestra salud.

El té fue incorporado en la vida diaria por muchísimas personas en todo el planeta, y sus múltiples beneficios le aportan una mejor calidad de vida a quienes lo consumen, siendo estas las principales ventajas del consumo diario de té.

El té rejuvenece a las personas

¿Sabías que los distintos tipos de tés que puedes adquirir y consumir cuenta con una gran cantidad de antioxidantes que son fundamentales para el organismo? El té libera al cuerpo de las toxinas y al igual que otras bebidas con alto contenido de antioxidantes, repara y regenera las células de nuestro cuerpo.

Entre la gran cantidad de antioxidantes que poseen los distintos tipos de té podemos mencionar las vitaminas E y C, los carotenoides y los polifenoles.

beneficios del te

Todas las variantes de té poseen este tipo de beneficios, pero se conoce que la variante del té verde es la que mayor concentración de vitaminas y minerales que ayudan al organismo posee.

Estos beneficios hacen del té una bebida fundamental si lo que queremos es reforzar las defensas de nuestro organismo. Los radicales libres que suelen generar todo tipo de malestares, disminuyen gracias a la presencia de todos estos antioxidantes, por lo que debes considerar beber al menos una taza de té diaria para mejorar tu salud.

Incluso se sabe que determinados antioxidantes muy potentes que se encuentran en grandes cantidades en el té verde y el té negro especialmente, como pueden ser los polifenoles y las catequinas, que son muy importantes para la prevención del cáncer.

Refuerza tu sistema inmunológico con un buen té

En estos momentos en los que mantener las defensas alerta parece ser más importante que nunca, además de una buena alimentación, el consumo diario de té puede ser la forma de obtener la Vitamina H, y los flavonoides necesarios para estar siempre sanos y no sufrir inconvenientes.

Además de reforzar nuestras defensas también previene el daño de nuestras células.

Contribuye a reducir los accidentes cardiovasculares

No existe ningún tipo de evidencia científica concreta, pero se han realizado estudios en los que las personas que consumen té regularmente suelen tener menos problemas cardiovasculares que aquellos que no lo beben.

Una de las razones por las cuales se mantiene esta premisa es que el té contribuye a la prevención de la coagulación de la sangre, algo que conlleva múltiples beneficios, como el de regular la presión arterial, y disminuir las causas de ataques cardíacos de todo tipo.

La hipertensión arterial es algo a lo que no debes tenerle miedo si bebes diariamente una o más tazas de té.

Contribuye a la hidratación

Al igual que muchas otras bebidas, el té logra mantenerte hidratado, pero debes dar con los tipos de té indicados para que esto suceda. Existen tés con contenido medio a alto de cafeína, los cuales no son beneficiosos para la hidratación, por lo que si buscas esto debes encontrar tés que no contengan ninguna cafeína.

Este factor hidratante del té es lo que la ha mantenido durante siglos como un ritual digestivo, para un mayor bienestar luego de las comidas. Se sabe que los tés también previenen y generan alivio para los calambres de estómago.

Una bebida fundamental para la dieta y para la memoria

Si estás buscando el complemento perfecto para llevar a cabo una dieta que te permita bajar de peso, el té es un aliado ideal, ya que si no lo consumes con leche ni con azúcar, se trata de una bebida que no posee calorías.

Puede bloquear tu grasa abdominal gracias a los antioxidantes anteriormente mencionados, que además ofrecen otro gran beneficio que es el cognitivo. Está comprobado que estos no solamente pueden mejorar el funcionamiento de la memoria, sino que también pueden ser de gran ayuda para la prevención del Alzheimer, entre otras enfermedades cognitivas.

Origen del té

Si bien no se conocían todas las propiedades y los factores beneficiosos del té en las culturas milenarias, estos ya sabían que hervir agua era un factor de higiene. Un día, de casi 3.000 años antes de Cristo el viento hizo volar unas hojas en el agua hirviendo que estaban por consumir, aportándole un aroma increíble y un sabor muy especial, siendo ese el origen del té.

Los primeros tés que se conocen tienen procedencia de china, país que se ha convertido a lo largo del tiempo en el productor de la gran mayoría de las variedades de tés, que hoy en día se pueden disfrutar en todo el mundo.

Pero también existen otros países que tienen exquisitas variantes de tés con muchas propiedades y que se consumen en todo el planeta, como es el caso de la India y Ceylán, donde los tés suelen ser más amargos, y de un aroma mucho más fuerte o los perfumados y contundentes tés que provienen de Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.