Hogar

Murales de pared: Pasos para elegir el mejor

comedor para decorar

En ocasiones tenemos la necesidad de transformar un lugar de nuestro hogar, pero buscamos algo novedoso, creativo, que pueda darle vistosidad a este sitio.

Estos pasos son necesarios para que realices una buena elección en murales

habitacion a decorar

Muchos desconocen que pueden lograr este tipo de cambios se pueden lograr con solo hacer algo notable en la decoración, jugando entre cambiar un par de muebles, pero en ocasiones solo tenemos que añadir un mural a la pared ya existente.

Hoy queremos darte a conocer dos sencillos pasos que deberás tomar en cuenta para elegir correctamente el mejor mural de pared que necesitas.

Paso 1: conocer el sistema de instalación del mural

  • Conocer el tipo de sistema a emplear de nuestro mural de pared, es alfo fundamental para que se logre un excelente trabajo y dé un aire de profesionalidad en el espacio.
  • Un mural de pared puede ser pintado, colocado mediante papel pintado, o puede ser mezclado con otros elementos en concreto.
  • Quitar el revestimiento de una pared también es una buena opción, si se quiere dar un toque más rudimentario al lugar, por lo que desea dejar a la vista el aspecto de ladrillos de la pared original.
  • Todos los sistemas mencionados son utilizados para que pueda conseguir un mural de pared interesante y original, desde uno sencillo, hasta una destacada obra de arte.

Paso 2: elige el color y la textura del mural

  • Este paso tiene que ver mucho con el anterior, ya que debes tener en cuenta que dependiendo de lo qué quieres realizar, este debe tener colores que contrasten con la habitación, pero la textura también es algo muy importante que debemos tener en cuenta a la hora de decorar.
  • Dentro del mural que desees, puedes incorporar texturas diferentes, lo que te dará la oportunidad de conseguir un contraste con calidez y viveza visual en el espacio que lo coloques.
  • Una técnica que puedes aplicar en este punto para conseguir un resultado formidable, es dejar el resto de las paredes lisas, de modo que la pared que posea el mural con textura, pueda resaltar con un tono distinto.
  • Sin embargo, debes tener mucho cuidado, ya que si no eliges un mural adecuado, puedes hacer que la habitación sea desagradable a la vista y más la sensación de estar en ella, que es totalmente lo opuesto a lo que se quiere lograr con este.

Paso 3: ten en cuenta las ventas del mural

  • Aunque puede que no consideres esto como un paso para elegir tu mural de pared, resulta que es uno de los más importantes, ya que muchos desconocen que esto es más que un elemento decorativo, sino que tiene beneficios para el espacio donde los colocamos.
  • Una de las principales ventajas de colocar un mural de pared en nuestros espacios, es que son los encargados de animarlos, sin importar que estos no sean muy amplios. Es una forma ideal para iluminar los pasillos, recibidores o baño pequeño, por ejemplo.
  • Sin embargo, no creas que solo sirven para decorar los espacios pequeños, los murales también sirven para grandes lugares donde se tengan más de un espacio y que al colocarlo en una de sus paredes, puede ayudar a definirlo.
  • Otra de las ventajas de los murales es poder agregarle viveza al espacio que quizás sea muy apagado dentro de tu hogar, pero al colocarle esta decoración, logra conseguir un contraste perfecto con las otras paredes.
  • Por otra parte, puedes lograr romper con aquellos espacios que tienden a ser muy monótonos y aburridos, aportando más interés y atrayendo la atención de tus familiares y amigos al mural, que seguro les resultará muy interesante.
  • También podemos utilizar los murales de pared para un efecto contrario al anterior, es decir, para darle un efecto de continuidad a esta, que podemos conseguirlo jugando con los colores y los textiles que tenemos en la estancia.

Paso 4: conozca las desventajas de colocar erróneamente un mural de pared

  • Como es de esperarse, todo lo bueno puede tener un aspecto malo en la vida si no lo utilizamos de la manera correcta.
  • Con los murales de pared sucede algo similar. Si realizas una mala elección o mejor dicho, realizamos una mala colocación de nuestro mural, lo más seguro es que caigamos en un error muy grande y terminemos creando el efecto contrario al que nos habíamos planteado inicialmente.
  • Una de las prácticas en las que más caen las personas al momento de redecorar, es que mezclan colores y diseños en los murales, con otros propios de la habitación en reformación como las alfombras, cuadros, elementos decorativos, entre otros, lo que hace que se rompa la armonía visual que se debería estar consiguiendo.
  • Adicionalmente, también cometemos el error de tener en nuestro espacio, muebles muy grandes, demasiado en realidad, a los que le sumamos un mural de pared y todos en conjunto hacen que el espacio se vea mucho más pequeño.
  • De tener otros elementos decorativos en nuestro espacio, tenemos que tomar en cuenta el impacto visual que estos crean en la habitación, ya que colocar un mural de pared podría restarles protagonismo a estos y no es lo que se quiere lograr.
  • Más de un elemento protagonista en la habitación no es recomendable, así que debemos tomar una decisión rápida sobre esto.
  • Cuando elijas tu mural, que tengas todo listo para instalarlo, detente a pensar si este no perderá la vigencia con facilidad, ya que el otro error que cometemos en utilizar imágenes o tendencias de moda que al poco tiempo pueden pasar de moda y tendremos que decorar nuevamente.

Esperamos que ahora sea mucho más fácil para ti elegir tus murales de pared con estos pasos para elegir el mejor, así que atrévete y a renovar ese espacio que tanto deseas decorar.